ÚLTIMAS RESEÑAS

Ojos azules en Kabul

sábado, 18 de mayo de 2013


Título: OJOS AZULES EN KABUL
Autor: Anabel Botella
Editorial: Plataforma editorial Neo
Año de publicación: 2013
Número de páginas: 367
Precio: 15,90€
Sinopsis: A Saira nunca le ha gustado su aspecto. Es rubia, tiene los ojos azules y todos la llaman kharami, o lo que es lo mismo, bastarda. Vive en Afganistán con su hermana, su madre y su abuelo, y cree tener ocho años. Cuando Ramin −un hombre cruel y fiel seguidor de los talibanes− entra en su vida, la desgracia se cierne sobre su familia para siempre.



Pero no todo está perdido para Saira. La pequeña logra viajar a Valencia gracias a las tropas españolas y crece envuelta en el cariño de su familia de acogida, aunque las pesadillas de su pasado no dejan de visitarla. Cuando Pablo le ofrezca la posibilidad de abrirse al amor, ¿conseguirá sanar las heridas de su niñez y empezar a ser feliz?


Reseña: Ojos azules en Kabul se trata de una historia dura, en la que recibimos grandes dosis de realidad. Grandes no, enormes. En ella conocemos a Saira, una niña Afgana fruto de una violación, rubia y con unos grandes ojos azules.

Saira tiene una hermana mayor llamada Mariam, pilar principal de la niña para superar su vida día a día. Viven con su madre, Bahar y su encantador abuelo, Hamid, en una pobreza absoluta y en un mundo en el que las mujeres tienen prohibido incluso ir al hospital a dar a luz a su bebe. A pesar de ello, los cuatro juntos eran una familia que se quería con sus más y sus menos, hasta que una noche el abuelo desaparece y Ramin se instala en su casa, para siempre.

Ese será el comienzo de su infierno particular. Compartiendo techo con un hombre que desprecia a las mujeres, ella será la oveja negra (más aún) por ser una kharami - bastarda- de piel blanca que debería estar agradecida de que Ramin sea tan generoso de dejarla dormir en su casa.

La descripción de los personajes es amplia y detallada. Los sentimientos de cada uno son el plato fuerte del libro. Bahar no soporta mirarla a los ojos porque recuerda aquella noche que nunca debió de suceder. Saira recibe su desprecio una y otra vez y el lector no puede sino llegar a odiar a la madre por ese rechazo. Bastante duro ha de ser para Saira levantarse todos los días y ver que todos la señalan con el dedo por ser diferente como para que su propia madre también lo haga.

Menos mal que tiene a Mariam, que es quien realmente la ha cuidado, la hermana que todos querríamos tener. Y es que Saira es mucha Saira, pero de pequeña me ha resultado hasta pesada por no hacer caso a los mayores en situaciones en las que podría haber salido muy malparada. "Bendita inocencia" -pensaba en ocasiones al leer sus comentarios.

Ramin es el personaje más despreciable y repugnante al que me enfrento en mucho tiempo. El claro ejemplo de un hombre que se cree un ser muy superior únicamente por su sexo y fuerza en vez de por su conocimiento, bondad e inteligencia.

Ojos azules en Kabul te hace reflexionar mucho. Mientras tú estás en tu cama leyendo esta novela hay miles de mujeres maltratadas, violadas e incluso asesinadas. Y se te ponen los pelos de punta. Que esto no es ficción, que es realidad, y que ni siquiera sabemos cómo podemos cambiar el mundo, cómo solucionarlo. He llorado, he suplicado  y menos mal que he visto un rayo de esperanza. Pero esto no les llega a todas. Y encima hemos de agradecer el poder vivir la vida que tenemos. ¿Es que no debería de haber igualdad de derechos entre hombres y mujeres? ¿Cómo puede ser, que en el siglo XXI siga ocurriendo esto? Y no sólo en zona musulmana, esto ocurre en todo el mundo. Y a mí me gustaría saber: ¿Qué es lo que le hace a un hombre superior a la mujer? Impotencia, eso es lo que siento. ¿Y cómo puede ser que en ese país, en el que las mujeres debieran estar más unidas que nunca el efecto conseguido en ocasiones es todo el contrario? Es que no lo puedo entender, se me escapa de las manos.

"¿Por qué consentirán las mujeres las injusticias contra otras mujeres?"

Una vez Saira haya conseguido cruzar la frontera y llegar a Valencia la historia da un giro radical. No es que no me haya gustado, pero la historia en Kabul te produce tantos sentimientos y pensamientos que cuando llega  a España se me vuelve un poco insípida la lectura. Saira tiene que aprender a superar el pasado para afrontar el futuro. Lo bonito de esta parte no es el inicio de una posible historia de amor sino la superación.

Es una historia muy intensa, adictiva y en mi opinión rápida de leer. Imprescindible y no te dejará indiferente. Yo llevo días pensando en la novela, simplemente no me la puedo sacar de la cabeza. Agradecerle a Anabel por haberla escrito: Si algún día lees esto, gracias.

Valoración:

16 comentarios:

Tizire dijo...

El escenario me recuerda a un libro que me gustó muchísimo: Mil soles espléndidos. Esta es la primera reseña que leo de este libro y me dejas con buenas sensaciones. 1beso!

Susana Deseo Libros dijo...

¡¡Hola!!
Había visto la portada pero no había leído ninguna reseña todavía, lo que nos cuentas me ha gustado mucho, me apunto la novela, porque me atrae que la lectura te haga reflexionar según lees y se queden grabadas en la memoria.
Gracias por tu reseña.
Besos y feliz fin de semana.

Rocío dijo...

No conocia el libro y tiene muy buena pinta por lo que dices parece una historia que merece ser leida espero leer más reseñas de el, un beso.

Mariuca dijo...

Estas historias tan duras me suelen poner los pelos de punta. Pasaré por ahora.
Un saludo.

Anuca dijo...

Tengo muchísimas ganas de leerla. Yo siento la misma impotencia que tú y comparto la incomprensión ante lo poco unidas que muchas veces estamos para luchar contra todo esto pues, efectivamente, es un problema mundial.
Un besito

Margari dijo...

Una historia dura la quecuenta este libro. Y se nota que la has disfrutado al completo, así que lo tendré muy en cuenta.
Besotes!!!

Norah Bennett dijo...

Vaya, por un lado me resulta interesante, por otro me pilla un poco sensible con estos temas y me parece una historia cruel, sobre todo por el desprecio de la madre. A ver más adelante.
Besotes, madri

albanta dijo...

^Pues no pinta nada mal. No lo había visto hasta ahora.

Shorby dijo...

Llevo toda la semana leyendo reseñas de esta novela, pinta bastante bien =)

Besotes

Anabel Botella dijo...

Muchas gracias por la reseña :) te lo agradezco mucho.

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

Me recuerda un poco a Mil soles espléndidos. La situación de las mujeres en lugares así siempre me gusta encontrarla, es duro pero muy real. Me lo apunto. Gracias por la reseña y el descubrimiento ahijada. Un besote

Enzo dijo...

Estas historias me gustan porque me dan a conocer sociedades poco conocidas y eso siempre me interesa, aunque el argumento sea duro, desafortunadamente es la realidad.
Un beso.

Marisa G. dijo...

Este libro no me llamó la atención pero tu reseña me hace planteármelo de nuevo. Si cae en mis manos la leeré pero estoy haciendo propósito de enmienda y no apuntar muchos más libros hasta no quitarme la losa que tengo.Besos

Margy dijo...

¡Hola!
Me llama muchísimo esta novela. Leyendo tu reseña creo que no me equivoco en tenerlo en mi lista de deseos ^.^
¡Besitos!

Shiane dijo...

No dejo de ver buenas reseñas hacia esta novela, y cada vez tengo más ganas de leerla; la verdad es que pinta muy bien :) Muy buena tu reseña.

¡Besitos!

Elena:) dijo...

Es la primera reseña que leo de este libro, pero me has convencido sin dudarlo! A mí estos temas también me hierven la sangre, así que creo que encontraré muy interesante la novela.
Gracias por la reseña, 1beso:)