ÚLTIMAS RESEÑAS

No pasa nada y si pasa, se le saluda.

martes, 28 de enero de 2014

Título:  NO PASA NADA Y SI PASA, SE LE SALUDA
Autor: Raquel Martos
Editorial: Espasa
Año de publicación: 2013
Número de páginas: 286
Precio: 19,90€
Sinopsis: Carla, habladora compulsiva, exageradamente emocional y expresiva, piensa que lo peor que le ha podido pasar es quedarse sin voz durante seis semanas, justo cuando atraviesa una crisis personal y profesional que ha puesto su vida patas arriba.

Obligada a estar callada, pero incapaz de quedarse sin decir nada, Carla, tan impulsiva e irónica como siempre (a través del WhatsApp, la pizarra y el e-mail), aprenderá a comunicarse con el mundo como nunca antes lo había hecho y escuchará por fin cosas que jamás había oído por mucho que se las hubieran dicho.


Reseña: Con esa sinopsis seguro que no soy la única que recuerda ese capítulo de Los Simpsons en el que Homer no puede hablar y se tiene que comunicar mediante una pizarrita. En ese capítulo, y por primera vez en toda su vida, empieza a escuchar a la gente y comienza a entender lo que sucede a su alrededor.

Pues esto mismo es lo que le sucede a Carla, nuestra protagonista. Imaginaos seis semanas en el más estricto de los silencios y no por placer, ¡sino por necesidad! Carla acaba de pasar por una operación de nódulos y siendo locutora de radio y habladora compulsiva, esta calma obligada le viene demasiado grande.

Evidentemente esta situación le lleva a estar de baja hasta que pueda volver a hablar, lo cual será un problema porque Carla tiene un miedo constante a que la despidan. Tiene la sensación de que podría estar haciendo algo mejor, o por lo menos algo más adecuado para ella. Lleva demasiado tiempo haciendo lo mismo y siente que al final siempre se acaban aprovechando de ella. Además la persona que le sustituye no es una niña buena precisamente por lo que esto no hace sino acrecentar su presentimiento de baja permanente.

Añadiremos también los pensamientos negativos que siempre tenemos todos: El famoso ¿Y SI? ¿Y si me cambia la voz? ¿Y si nunca más puedo volver a la radio? ¿Y si mi tono nuevo de voz no me gusta? Carla se atormenta una y otra vez con el “poder” de la mente.

Hablemos ahora de su ex. Su exnovio Roberto, otra máquina creada para el mal. Es el típico mierdas que te hunde hasta creer que ni eres ni vales nada, pero que en cambio él es el puto amo. Aun así Carla espera siempre una llamada, un mensaje, un algo suyo. No se puede olvidar de él y esto es algo que la mata poco a poco.

Como podéis observar, su vida en estos momentos no es la quinta maravilla. Su salud recuperándose (afortunadamente), el amor hecho un asco y el trabajo una preocupación constante. Con esta vida es lógico necesitar un parón y replantearte las cosas, en esta ocasión a la fuerza, ya que no puede hablar -literalmente.

Por suerte Carla no está sola, a su lado tiene a Marian, su mejor y alocada amiga. Marian estaba casada, pero después de enterarse de affaires que mantenía su marido con otras mujeres decide plantarle cara y separarse. Es una mujer valiente y fuerte, con un niño adorable y, lo más importante, que ha aprendido a ser feliz y a disfrutar a tope de la vida. Juan será su otra ancla: amigo desde siempre, buenorro y guapísimo. Siempre sabe qué decir y siempre está a su lado para lo bueno y para lo malo. Sin duda un buen partido.

A pesar de que su situación parece de lo peor, cuando se cierra una puerta se abre una ventana y Carla saca todo lo bueno del momento. Sin otra opción que la de utilizar una pizarrita,  es su oportunidad para pensar, reflexionar y entender muchas cosas. Aparentemente algo negro, no lo es tanto. Siempre hay algo bueno en las situaciones y ese es un mensaje muy importante hacia el lector.

Es un libro bastante sencillo de leer, principalmente por la cantidad de diálogos vía WhatsApp y vía pizarrita. Está escrito en primera persona y además la operación de nódulos es algo que le ocurrió realmente a Raquel Martos, por lo que transmite muy bien esa impotencia del silencio y las sensaciones vividas en el momento.

Lo bonito de la novela es que aparece una mujer muy irónica y divertida, con problemas comunes en el amor y preocupaciones que son el pan de cada día de todos nosotros. Si os soy sincera me ha gustado mucho, sobre todo por la parte humorística y mordaz, que me ha hecho reírme a carcajadas y más teniendo en cuenta que yo soy muy parecida a Carla.

No es un libro que te va a solucionar la vida, ni siquiera te acordarás de él en unos años, pero es tremendamente divertido y, si lo lees en el momento adecuado, pensarás que razón no le falta.

De una manera dinámica y moderna, Raquel Martos nos enseña a ver el lado bueno de la vida y a ver que muchos dramas que nos montamos suelen ser por cuestiones fácilmente solucionables.

No es una novela con grandes pretensiones pero si merece la pena dale una oportunidad por el mensaje que nos llega. Si me lees algún día Raquel, que sepas que yo en mis momentos duros antes pensaba “This too shall pass”, a lo que ahora no me ha quedado otro remedio que añadir “No pasa nada y si pasa, se le saluda”. Gracias.

Valoración: 
*Gracias a de Lector a lector.

18 comentarios:

Al rico libro dijo...

No tiene mala pinta, pero lo del lenguaje whatsapp/sms no nos gusta mucho en los libros.

Sandry90 dijo...

Tiene una pinta estupenda. Llevo mucho tiempo con ganas de leerlo y tu reseña me ha acabado de convencer. Gracias!

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

Leí la novela anterior de Raquel Martos y me pareció justo eso, entretenida y con cierta chispa (aunque la otra era más dramática). El título de esta me gusta y no descarto leerla :)
Besos

Tizire dijo...

Parece una novela diferente, de esas que lees enseguida y te hacen plantearte alguna cosilla propia... Si me la tropiezo, la leeré. 1beso!

Ana Blasfuemia dijo...

El titulo es llamativo, consigue llamar la atención, sin duda. No tengo claro qué hacer con este libro, no lo descarto pero no me lanzo a él de cabeza...

Besos

Lesincele dijo...

Me has ganado con eso de que es tremendamente divertida, creo que e slo que me vendría bien ahora mismo.
Un beso!

Freyja Valkyria dijo...

Hola preciosa!!!

Pues mira... la primera vez que vi este libro me llamó la atención, pero no por qué razón lo dejé pasar. ¡Hasta hoy! jaja Tras tu reseña me han entrado muchas muchas ganas de leerlo, y ten por seguro que caerá pronto jejeje ;)

Un besote!!

Norah Bennett dijo...

Pues a mí no me acaba de convencer, madri, estos libros los empiezo con ganas pero a la mitad me cansan mucho. Besitos, joven Jedi.

Mariuca BOLAÑOS dijo...

Bueno. Me lo pensaré, pero principalmente por tu reflexión final que me ha parecido muy positiva.
Un saludo.

Marisa G. dijo...

Parece que has entendido muy bien el mensaje del libro. Yo lo leí en su día y me pareció una historia, como bien dices, sin pretensiones pero a la vez muy cercana. Besos.

maidafeni dijo...

Le tengo ganitas a este libro....espero pronto hacerme con él.Un saludo

Enzo dijo...

En algún momento tengo que leer una novela de este género, aunque de momento no me apetece mucho.
Un beso.

Isabel Macías dijo...

Si cae en mis manos lo leeré. Parece divertido.

Un saludo

Margari dijo...

No paro de leer buenas reseñas de este libro, pero la verdad es que no termina de llamarme.
Besotes!!!

Marya dijo...

El título me parece maravilloso jaja Posiblemente me decida a leerlo. Un besote :)

albanta dijo...

No se si será porque la autora no me cae especialmente bien que no me apetece mucho este librol

Saru dijo...

Pues no pinta mal, el título es original y me gusta que esté relacionado con mi profesión :) lo tendré en mente.

¡Besos!

Amanda Exposito dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.