ÚLTIMAS RESEÑAS

Sueños de dioses y monstruos

martes, 2 de junio de 2015

Título: Sueños de dioses y monstruos (Dreams of gods and monsters)
Autor: Laini Taylor
Editorial: Alfaguara
Año de publicación: 2014
Número de páginas: 614
Precio: 17,50 €
Sinopsis: La joven Karou ha tomado el control sobre la rebelión quimérica y ahora el futuro de su raza depende de ella, si es que aún queda futuro para las quimeras en Eretz, una tierra asolada por la guerra. Pero cuando el brutal ejército de serafines de Jael traspasa al mundo humano, lo impensable se convierte en esencial: Karou y Akiva tendrán que unir sus ejércitos para luchar contra su enemigo común.

Esta unión de ambos ejércitos es una versión alterada de su antiguo sueño, donde ángeles y quimeras conviven juntos, en paz.  ¿Pero habrá lugar en este nuevo orden del mundo para el imperdonable amor entre un ángel y un demonio?

Desde las calles de Roma hasta las cuevas de los kirin, humanos, quimeras y serafines lucharán, amarán y morirán en un teatro épico que trascenderá el bien y el mal, la amistad y el odio. Y, más allá de las fronteras del espacio y el tiempo, ¿qué sueñan dioses y monstruos?

Reseña: Finalmente os traigo el desenlace de la trilogía de Karou. Como ya os comenté en “Días de sangre y resplandor” tenía miedo de finalizar la historia y que la autora estirará demasiado de chicle. En la segunda entrega consiguió engancharme y he de decir que en esta última me ha pasado lo mismo. Quizás ha sido porque tardé demasiado en ponerme con el último libro, y tenía la historia un poco diluida, pero así ha sido. ¡Comenzamos!

A estas alturas todos debéis saber que la trama envuelve algo más de lo que aparenta. Las historias nos las cuentan los ganadores, por lo que inevitablemente suelen estar distorsionadas, ¿Quién es el malo en una batalla? Los ángeles siempre son señalados como criaturas perfectas, llenos de dulzura y caridad. Mientras que las quimeras, las bestias, bueno simplemente son eso: bestias. Pero todos sabemos que el Ying sin el Yang no existe, y que siempre hay un lado de maldad y de bondad en cada uno de nosotros.

Si nos ponemos a analizar esta trilogía desde su introducción, habríamos de dar a Laini Taylor un gran aplauso por lo bien llevada que está la complejidad de la historia. Las aventuras quiméricas-angelicales avanzan de una manera natural y llena de sensaciones y sentimientos de tal manera, que si echamos la vista hacia atrás pensamos: ¿realmente empezó todo en ese punto? Todo ha cambiado pero sin embargo la narrativa avanza, sigue siendo el mismo relato. Menuda evolución, y eso sí es digno de mención.

Jael y su ejército de serafines ha llegado a la tierra con un increíble mensaje: “Las bestias… vienen a por vosotros”. Imaginaros el caos inmediato que crearía si pasara en nuestro mundo. Mientras, en Eretz quimeras y ángeles deben firmar una tregua y aliarse por un mal común al que Jael les está lanzando.

Como a las predecesoras, a la trama le ha costado empezar. Taylor nos cuenta el argumento en tercera persona, desde diferentes puntos de vista. Nuevos personajes se incorporarán a la historia y serán vitales para poner punto y final a esta trilogía. El problema es que cuando se unen no tenemos ni idea de qué pintan allí, aunque eso tampoco es necesariamente algo malo, ya que todas las piezas encajan en su debido momento. Y una vez más, cuando te sumerges en el enredo, no puedes salir de él. Me declaré incapacitada de despegarme de la historia hasta el fin de la novela.

Los personajes han sufrido un crecimiento asombroso, pero sin lugar a dudas mi favorito era y seguirá siendo Ziri, el último kirin. Amigo de Madrigal/Kaoru y enamorado de ella, no le queda más remedio que bailar en un cruce de amenazas e interpretar un papel a la perfección, para que el nuevo mundo no se derrumbe. Eliza es el personaje misterioso del libro y me parece maravillosa. Podremos intuir al comienzo que sabe algo más de lo que parece sobre otros mundos pero no será hasta el final cuando conoceremos su papel en toda esta historia. Y cómo dejar de lado a Liraz, hermana de Akiva, ¡menuda sorpresa! Me ha encantado su cambio y hasta aquí puedo leer. Como podéis ver mis personajes favoritos no son precisamente los protagonistas: Karou y Akiva.

A lo largo de “Sueños de dioses y monstruos” se pone fin a todos los temas que Taylor nos había dejado abiertos y creo que la autora no ha podido hacerlo mejor. No es fácil cerrar tantos frentes abiertos y además salir airosa de la situación. Todo tiene coherencia y el universo creado parece no tener fin alguno. Lo que tengo claro es que su originalidad no tiene punto de discusión. Si has empezado la saga: no dudes en acabártela. Si buscas algo único: esta es tu trilogía, es una gran apuesta.

Valoración: 




Novelas anteriores: 

 

14 comentarios:

Norah Bennett dijo...

Lo que menos me llama es que tarde en arrancar porque puedo cansarme antes de que empiece lo bueno pero ahora que la historia está completa y la recomiendas de esa manera me la apunto que ya acabé la de Susurros.
Un besito, madri

Espe dijo...

Le tengo muchas ganas a esta trilogía, garcias por al reseña.
Un beso

dijo...

Me alegra que esta última parte te haya gustado, no recuerdo muy bien como termina Hija de humo y hueso, de modo que si me animo a continuar la saga tendré que releerlo c:

Saludos!

La chica del mundo perdido dijo...

Leo rapidito que quiero leerlo
No conocía tu blog. Te sigo :D

Mientras Leo dijo...

Tengo la trilogía pero no me he puesto con ella. Pertenecen a esos libros que leo en verano
Besos

Freyja Valkyria dijo...

Hola guapa!!

No entiendo por que soy la única a la que no le llaman estos libros, jajaja. Además es que no me atraen nada desde el principio XD Debo estar defectuosa. Os soy un poco marciana. Creo que va a ser lo último.

Un besote!! ^^

Brenda I dijo...

Una de mis trilogías favoritas... Amo demasiado estos libros...

Anka dijo...

Hola :)
A mi también me encanta esta trilogía pero éste libro en concreto me ha decepcionado un poco porque todo apuntaba que iba a ser épico y al final se quedó en "eso".
Saludos.

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

Ole, me alegro de que la trilogía haya terminado tan bien. ahora que se acercan estos calores, este tipo de libros me apetecen más :)
Besos

Happiness life dijo...

Peus tengo esta trilogía pendiente asique espero que no pase de este verano <3

Marisa G. dijo...

Pues me alegro un montón que te hayan gustado pero yo no termino de conectar con estos libros. Besos.

Margari dijo...

Me alegra ver que has disfrutado con esta trilogía, pero no creo que me anime, que también me cuesta conectar con este tipo de libros.
Besotes!!!

Lesincele dijo...

Coincido contigo, me gustó muchísimo y la autora escribe genial!!
Un beso!

Yvaine y Freyja dijo...

¡Hola guapa!
Esta trilogía la tengo pendiente y mi compañera de blog se leyó los dos primeros y está ansiosa por terminar los exámenes y ponerse con él :)
Buena reseña :D
Me ha gustado tu blog, así que nos quedamos por aquí ^^
Besotes ♥
~Yvaine