ÚLTIMAS RESEÑAS

Las señoritas de escasos medios

sábado, 7 de marzo de 2015

Título: Las señoritas de escasos medios (The girls of slender means)
Autor: Muriel Spark
Editorial: Impedimenta
Año de publicación: 2011
Número de páginas: 178
Precio: 18.40€
Sinopsis: Ambientada en las ruinas de Londres durante la difícil primavera y el verano indigente de 1945, recién acabada la Segunda Guerra Mundial, Las señoritas de escasos medios (1963), considerada una de las mejores novelas de Muriel Spark, se ocupa del mundo deliciosamente despreocupado de unas chicas que viven en un club residencial para mujeres solteras, y que van pasando por varios estados de ligue. En un contexto cerrado, que proporciona el cristal a través del cual contemplar el panorama histórico de un austero Londres que resurge de sus cenizas, seductora y de una comicidad deslenguada. Las señoritas de escasos medios es una divertidísima novela de costumbres y un despiadado análisis de afectos y filiaciones, que pertenece a la gran tradición de la novela inglesa de posguerra, de la que es un referente ineludible.

Reseña: Ya tenía ganas de empezar con esta autora que tanto me llamaba la atención. Su biografía sonaba muy interesante, trabajando en el espionaje y su vida en diferentes lugares del mundo…

También tenía ganas de leer algo sobre la postguerra. Los que sois más asiduos sabréis que me encanta leer cosas sobre la Segunda Guerra Mundial, pero ciertamente no recuerdo ningún libro sobre el después de esta terrible época.

Elegí este título por varios motivos: primeramente por la autora, segundo porque tenía pinta de buena lectura y encajaba con el marco histórico que buscaba en ese momento, y tercero porque parecía, a la vez, una divertida pero intensa historia. Y así fue cómo me lancé a la piscina.

La historia comienza precisamente después de la postguerra, y con un bombazo informativo para las señoritas del May of Teck, club regentado por mujeres solteras menores de 30 años. Dicho club lo abrió ni más ni menos que la Reina María antes de casarse con el rey Jorge V. En el viven chicas muy distintas entre ellas      que, sin saberlo, ellas mismas son su propio apoyo diario, en un lugar dónde es complicado sobrevivir en un mundo incierto.

El bombazo informativo nos sirve para hacer flash-backs a la época que nos concierne, la postguerra. Y las señoritas de escasos medios no son más que una excusa para poder entender mejor el racionamiento, la visión de lo bello en la época o los modales y compostura de unas señoritas como dios manda del momento. La escasez está latente, si bien no se ahonda en profundidad sobre la situación o los traumas de nadie.

Nuestra directora de orquesta en esta novela se llama Jane Wright, una jovencita que reside en el club y que trabaja en una, más bien mediocre, editorial. Muriel nos describe a Jane como una chica gordita que come para nutrir su inteligencia mientras que sus compañeras intentan cuidar la línea, a saber, para encontrar marido o por belleza propia. Pero Jane es mucho más que eso, es una enamorada de la lectura y de la belleza de la poesía.

Me ha impresionado lo distintas que pueden ser las chicas. Mientras la mayoría de ellas sólo está preocupada en vales de ropa o comida, vestidos o apariencia física, otras están destinadas a cultivar su educación y cultura. La propia Jane o la hija del cura, Joana, se preocupan en aplicarse en su labor intelectual. Parece que el hecho de encontrar marido no les preocupa, y decidme si no es valentía pensar así en aquella época. Y por ello todas las del club las respetan.

La autora nos demuestra que la guerra les afecta a todos en mayor o menor medida, que todos sufren, aunque parezca que sean despreocupadas o materialistas. Me ha recordado de cierta manera  a la época de Versalles, donde siempre se daba una imagen a pesar de la pobreza en la que vivían, preocupados en que descubrieran que no eran tan ricos como aparentaban. Después de todo, quien mantiene la compostura parece siempre el que sigue adelante e invicto.

No nos olvidamos en ningún momento de que se trata de una lectura inglesa, se siente en cada una de las páginas y, aunque aparentemente se trate de una lectura sencilla, nada más lejos de la realidad: se trata de una lectura engañosa. ¿Qué es tragedia? ¿Qué es trivial? Ese será el verdadero juego de la autora y me parece que se trata de una de esas lecturas que exige una re-lectura para poder empaparnos de todo lo que Muriel Spark quiere transmitirnos.

Valoración: 

9 comentarios:

Narayani dijo...

Yo creo que no he leído mucho sobre esa época con protagonistas femeninas, o al menos, no con tantas. Pinta una lectura muy interesante.

Besos!

Margari dijo...

Hace poco me estrené con esta autora y me gustó su forma de escribir. Y esta novela pinta bien. Me la llevo.
Besotes!!!

Libros Eris dijo...

Lo tengo apuntado hace mucho mucho tiempo! Me lo has recordado!

kabu leyendo es gerundio dijo...

Yo no la conocía, pero tomo nota de tus impresiones por si me la encuentro... un beso!

Tizire dijo...

Le tengo unas ganas a este libro que no veas, creo que me gustaría mucho mucho. 1beso!

Norah Bennett dijo...

Me gusta el club. Y la época también, ya que a mí lo de la segunda guerra me cuesta muchísimo y no leo casi nada sin embargo el post sí me gusta. Tengo también pendiente empezar con esta autora y esta me parece una muy buena opción.
Besotes, madri

albanta dijo...

No me importaría leerla, la verdad.

Marisa G. dijo...

Mira con Spark he tenido dos encuentros distintos. Leí una novela que me gustó mucho pero después pillé Los solteros y no me hizo tanta gracia como la anterior. El contexto en que se encuentra esta novela no me disgusta en absoluto y, a priori, su argumento me parece atractivo. Besos

Shorby dijo...

Lo tengo apuntado =)

Besotes